El recién estrenado 2016 pone en la agenda de las compañías de recursos humanos los nuevos objetivos y retos que trae este año. Durante estos meses se está perfilando lo que será tendencia en la gestión del capital humano de cara al nuevo año. Es un sector que se encuentra en constante evolución y trae cambios cada poco tiempo. Las empresas deben ser conscientes y estar preparadas para la adaptación de estas tendencias.

Los recursos humanos han tomado relevancia, pasando de ser un departamento más, a ser una parte imprescindible de las compañías. Profesionales cualificados en esta materia se dedican a gestionar del mejor modo posible el capital humano generando espacios de confianza, apoyo a la colaboración y métodos de trabajo más dinámicos para los empleados.

El año pasado las redes sociales fueron una de las prioridades de las compañías. Tomaron conciencia no sólo de estar presente, sino de utilizar esta herramienta para generar contenido de calidad con la consecución de atraer Talento. El employer branding fue otro de los objetivos. Ser una marca empleadora donde las personas quieren desarrollar su carrera profesional da reputación a la empresa y atrae y mantiene a los mejores profesionales.

¿Qué será tendencia en Recursos Humanos?

1. Outsourcing.

Es la subcontratación de una empresa por parte de otra, para llevar a cabo unas prestaciones concretas. De este modo las compañías externalizan ciertos servicios, como los recursos humanos, delegando en empresas especializadas tareas como reclutamiento, búsqueda de talento personalizado o consultoría sobre puestos específicos.

2. Reclutamiento personalizado.

La era digital dará paso en unos años a la creación de un total de 500.000 empleos, según señala Shophia Digital. La labor de los Recursos Humanos es desarrollar un proceso de recruitment centrado en la gestión de talento de perfiles especializados. Se desempeñaran métodos más exhaustivos para la selección del candidato idóneo.

3. Los knowmads.

Es el trabajador del siglo XXI, una combinación de dos factores: conocimiento e innovación. Es un empleado con una formación excelente, especialista en su área y con pasión por lo que hace. Sus motivaciones y aspiraciones difieren de los antiguos trabajadores, no buscan trabajos indefinidos y se miden en resultados.

4. Bridge Building.

Las empresas buscan la mejor manera para que sus departamentos colaboren, esto significa dejar de lado los métodos tradicionales y abandonar el cubículo para dejar espacio a una estructura más aperturista y solidaria. El bridge building es la solución a este problema, tender puentes entre personas de distintos departamentos, para crear una cultura más colaborativa.

5. Gamificación.

Esta práctica sólo cuenta con beneficios de cara a las empresas. La monotonía suma al trabajador en una constante antipatía y desmotivación. Este método requiere procesos lúdicos en entornos que no se relacionan con el juego con el fin de conseguir fidelizar y atraer Talento. Cualquier empresa puede ofrecer un sueldo, pero no en todas se puede establecer un sistema de recompensas, para hacer del trabajo una tarea amena.

6. Salario emocional.

Este término ha sido uno de los más demandados por los empleados hacia sus empresas. Buscan retribuciones que vayan más allá del dinero, y que velen por sus necesidades. Un tipo de salario emocional son las medidas de conciliación laboral como horario flexible, oportunidades de desarrollo o bienestar psicológico.

Las nuevas tendencias nos dejan un escenario plagado de retos para la gestión de capital humano. Grandes avances que favorecen al trabajador, que busca empresas donde poder desarrollar su Talento a nivel profesional y personal. Será clave en este nuevo año saber adaptarse a las exigencias del sector, empleados y clientes manteniendo siempre la innovación como premisa. Sólo aquellas que estén preparadas para esto podrán hacerse un hueco en el panorama actual.