La robótica crece a pasos agigantados, consolidándose como uno de los sectores que más inversores y evolución está teniendo en la última década. De hecho, muchos expertos vaticinan que en pocos años nuestros empleos podrán ser sustituidos fácilmente por un androide el cual desempeñaría nuestra tarea mecánicamente y evitaría así la parte humana del trabajador. Basándonos en cifras económicas del Bank of America Merrill Lynch, el mercado de la robótica y la inteligencia artificial alcanzará un volumen de 152.000 millones de dólares (unos 142.000 millones de euros) en tan solo cinco años, siendo actualmente de 32.000 millones. ¿El objetivo?: Aumentar la productividad en la organización.

Defensores vs detractores de la robótica en la empresa

Esto es algo que no nos debe sorprender ya que las nuevas tecnologías han eclosionado en nuestro mercado laboral, donde hace tiempo ya que en las fábricas se ha sustituido la mano de obra por los robots.

Muchos contemplan esta realidad como algo negativo, y sienten que, de cara al futuro, sus empleos pueden verse amenazados al ser suplantados por un androide. Los puestos de trabajo que están más expuestos a este cambio organizacional tienen que ver con el sector servicios: empleados de mantenimiento y limpieza o camareros y cocineros ven sus puestos peligrar tras la incipiente llegada de robots a los bares y restaurantes como señala el Director de Robótica de SRI International, Rich Mahoney. También, en el sector de la sanidad ha saltado la alarma. Cada vez los aparatos resultan más sofisticados y tienen menos necesidad de contar con un componente humano.

Sin embargo, expertos en la materia, se atreven a destacar la parte positiva de esta tendencia “robótica” para las empresas y para los trabajadores. La Inteligencia Artificial solo haría que nuestras tareas se pudieran cumplir en un periodo menor de tiempo, añadiendo en el proceso, grandes cantidades de innovación y productividad. Además, estos expertos señalan que, el crecimiento del sector de la robótica, no sólo no perjudicarían nuestros puestos de empleos actuales, sino que lograrían fomentar nuevos empleos.

Pero, ¿es cierto que los robots como apuntan muchos de estos, pueden llegar a quitarnos el trabajo? El CEO de Hays plc, Alistar Cox, no parece estar de acuerdo con todos estos titulares alarmistas que aparecen publicados en los medios de comunicación y que pueden escucharse con facilidad en cualquier tertulia de un bar. El consejero señala que, “el crecimiento de la robótica no debe hacernos temer por nuestros puestos de trabajo” ya que “le cuesta creer parte de las noticias tan dramáticas que existen acerca de la invasión de la robótica que estamos viendo últimamente” y cita también que, estas mismas personas “parecen olvidarse de la importancia de las relaciones personales y la intuición humana, lo cual en las empresas resultan irremplazables”. Una gestión que únicamente debe hacerse por y para humanos.

Sin duda, este es un debate que no caduca y que además, cobra cada vez más fuerza con el paso del tiempo. El internet de las cosas, la publicidad programática, el big data o la robótica son conceptos que ya se han instalado casi con naturalidad en la sociedad. Pero, ¿todas ellas traerán las ventajas que promete o anuncian? Desde Talento Joven animamos a la reflexión con el fin de generar debate y conocer de primera mano, qué piensan los dedicados al sector de los recursos humanos sobre este tema. Lo que está claro es que estos nuevos conceptos han logrado modificar el mercado y ahora, las empresas, como consecuencia, demandan nuevos perfiles y Talento Joven a lo hora de pensar en futuro… Talento Joven que entienda y comprenda estos nuevos conceptos.